ERICA: Programa de Rehabilitación Cognitiva

$9,282,000 IVA Incluido

Autora: Maria Grazia Inzaghi

¿QUÉ ES ERICA?

Programa que contiene 35 ejercicios ilimitados de atención, cognición espacial, memoria, funciones ejecutivas verbales y no verbales.

Son una serie de ejercicios computarizados para la rehabilitación cognitiva. Los ejercicios, desarrollados con referencia a modelos cognitivos avanzados, son software dedicado a la rehabilitación de habilidades específicas: Atención, Razonamiento Espacial, Memoria, Funciones Ejecutivas Verbales y Funciones Ejecutivas no Verbales, en pacientes con déficit neuropsicológicos resultantes de una lesión cerebral.

Se puede variar el grado de dificultad para adecuarlo a las características de cada paciente.

  • Posibilidad de no repetir la actividad de rehabilitación.
  • Rehabilitación a un sin número de consultantes.
  • Creación de planes de trabajo.
  • Creación de usuarios para los profesionales rehabilitadores.

Disponible para reserva

Descripción

ESTÁ DISEÑADO PARA PACIENTES CON

  • Graves lesiones cerebrales
  • Demencia senil y presenil (Alzheimer)
  • Enfermedades psiquiátricas
  • Trastornos del desarrollo específicos
  • Enfermedades neurológicas degenerativas, accidentes cerebrovasculares

¿QUÉ REHABILITA ERICA?

Atención: Focalizada – Selectiva – Alternada – Dividida – Estímulos en movimiento

Cognición Espacial

  • Leer operaciones simples
  • Identificación y búsqueda de figuras, números y letras
  • Cognición espacial para negligencia izquierda y derecha.
  • Exploración automatizada del espacio

Memoria

  • Memoria no verbal con figuras geométricas
  • Memoria no verbal con símbolos y palabras
  • Memoria verbal preguntas y respuestas
  • Memoria prospectiva

Funciones Ejecutivas No Verbales

  • Secuencia de símbolos
  • Ejercicio de abstracción simple
  • Agrupación de figuras / palabras
  • Problemas visuoespaciales

Funciones Ejecutivas Verbales

  • Abstracción
  • simple de palabras
  • Conceptualización
  • Dificultades motrices y déficits fonológicos
  • Resolución de
  • problemas verbales (palabras y números)
  • Flexibilidad cognitiva

 

BENEFICIOS DE ERICA – EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN COGNITIVA

Porque posee las siguientes características únicas a cualquier programa de rehabilitación:

Funcional: controla todos los parámetros de presentación del estímulo: número, color, tamaño, ubicación en el espacio, señales acústicas, seudoaleatorización de las presentaciones de estímulos y pausas, estímulos móviles, etc.

Divertido: propone el ejercicio como un “juego” que crea una competencia positiva entre el paciente y él mismo para mejorar los resultados obtenidos en las sesiones anteriores. Estimula la curiosidad del paciente y estimula su motivación para participar en las sesiones.

Indispensable: permite un control preciso del tiempo: la duración de la exposición de los estímulos, la detección de los tiempos de respuesta y el tiempo máximo permitido para responder, etc.

Práctica: reduce el tiempo de preparación del material para las sesiones. El rehabilitador tiene numerosas secuencias de entrenamiento preparadas, en el orden correcto de uso, de acuerdo con una distribución programada. Inserta el dispositivo USB en cualquier PC e inmediatamente comienza a trabajar con el paciente. Cuando termina la sesión, los resultados ya están almacenados y archivados.

Eficiente: el sistema permite la recopilación, cuantificación, procesamiento, transformación de resultados y errores cometidos (en símbolos gráficos o traducidos en números, etc.) y el archivo de resultados.

Económico: todos los datos están informatizados, se pueden archivar y recuperar  más  tarde. Se pueden imprimir según sea necesario y de acuerdo con el formato deseado.

Ahorre tiempo optimizando la gestión de la sesión y reduciendo considerablemente la fase de preparación del material.

Supervisar la efectividad del tratamiento gracias a informes detallados sobre la recopilación, cuantificación y procesamiento de datos.

Actualice los ejercicios comprados de forma gratuita.

Trabaje con cualquier PC y sea libre de usar diferentes computadoras al liberarse de los soportes materiales.

Garantizar la seguridad y privacidad al procesamiento de datos del paciente a través de métodos sofisticados de protección.

Modularidad: los ejercicios prevén pasos de dificultad creciente

Flexibilidad: las numerosas variables permiten la adaptabilidad a los más mínimos cambios del paciente.

Automatización: la inmensidad del material y los diferentes contextos operativos refuerzan el efecto de generalización y permiten evitar fenómenos condicionantes.

Uniformidad del nivel de dificultad de los ejercicios: el rehabilitador tiene secuencias, grupos de ejercicios estructurados de manera homogénea.

Versatilidad: ERICA ofrece una variedad de propuestas para cada tipo de déficit, tanto para compromisos serios como para déficits pequeños.

MODULOS – ERICA EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN COGNITIVA

Creación y modificación de rehabilitadores                                           Módulo de ejercicios de rehabilitación

Elaboración planes de trabajo individuales                                    Módulo para incluir datos clínicos del paciente

DESCRIPCIÓN DETALLADA DE EJERCICIOS

ATENCIÓN

Alfa

Ejercicio de atención focalizada. En la pantalla aparece un estímulo a la vez, siempre idéntico, el cual ha sido seleccionado por el rehabilitador de un amplio repertorio. Cuando el paciente se da cuenta de que el estímulo se encuentra en pantalla, debe pulsar la barra espaciadora. Los estímulos pueden aparecer siempre en el centro, en una sección reducida, en una sección amplia; o bien, en toda el área de la pantalla. Además, el 50% de los estímulos aparecerán siempre en la mitad izquierda de la pantalla y el 50% en la mitad derecha.

Este es un ejercicio básico que puede aplicarse con pacientes que presentan importantes dificultades o bien, que apenas están iniciando la fase de recuperación. Sin embargo, modificando de forma gradual las características del ejercicio, es posible aumentar su dificultad, con el fin de ser utilizado cuando los pacientes han mejorado su desempeño considerablemente.

Beta

Ejercicio de atención selectiva. El rehabilitador elige uno o más estímulos Target, de tipo verbal (palabras o números) o no verbal (figuras geométricas o ilustraciones) los cuales el paciente debe reconocer; así como una serie de estímulos distractores. En la pantalla aparece un estímulo a la vez, en posiciones diferentes: 50% de las veces a la izquierda 50% de las veces a la derecha. El paciente de pulsar, lo más rápidamente posible, la barra espaciadora cuando percibe la presencia de uno de los estímulos Target en pantalla o bien debe ignorar el estímulo distractor.

Este es un ejercicio de complejidad media que puede utilizarse con pacientes que ya logran reconocer los estímulos y los ejercicios de atención focalizada, aun cuando sus tiempos de respuesta no hayan sido óptimos. es posible incrementar el grado de complejidad del ejercicio modificando los settings: por ejemplo, aumentando el número de los elementos Target/distractores; o bien, escogiendo los cada vez más parecidos entre sí para dificultad de forma gradual la discriminación entre los estímulos.

Gamma

Ejercicio de atención alternada. El rehabilitador diseña dos contextos para el ejercicio, cada uno con una tarea go/ no go, que se alternan según un parámetro preestablecido. De forma alternada, dependiendo del contexto que se le presenta, el paciente debe responder a los estímulos Target o bien ignorar los estímulos distractores. Una serie de señales (el color de la pantalla, un sonido específico, el tamaño de los estímulos o el color de los estímulos, entre otros) se utilizaron para indicar al paciente en qué contexto se encuentra y por tanto qué tarea específica debe realizar.

En el caso de ambos contextos, en pantalla aparece un estímulo a la vez. Los estímulos pueden ser verbales (letras, números o palabras); o bien, no verbales (figuras geométricas o ilustraciones). el paciente después de que ha entendido que tarea debe llevar a cabo para cada contexto, debe pulsar lo más rápidamente posible la barra espaciadora, cuánto percibe un estímulo Target en la pantalla o alternativamente debe ignorar la presencia de los distractores.

Es posible aumentar la complejidad del ejercicio, modificando los parámetros de las variables que se encuentran disponibles en la fase de setting. Este es un ejercicio complejo, el cual puede utilizarse con pacientes que han demostrado ser capaces de responder a estímulos discretos en ejercicios de atención selectiva, aún con tiempos de respuesta no necesariamente óptimos.

Delta

Ejercicio de atención dividida. El rehabilitador diseña dos tareas: central y concomitante, ambas con 2 ejercicios (go/no go) que el paciente debe realizar simultáneamente. Para cada una de las tareas definidas, el paciente debe responder a los estímulos Target o bien ignorar los estímulos distractores. Por cada tarea en pantalla aparece un estímulo de la vez; pero los estímulos correspondientes a ambas tareas pueden aparecer al mismo tiempo.

Los estímulos pueden ser verbales (palabras o números) obvien no verbales (figuras geométricas o ilustraciones) El paciente después de haber recibido la invitación para ambas tareas debe responder punzando lo más rápidamente posible una tecla cuando se da cuenta de que uno de los estímulos tarjeta apareció en pantalla o alternativamente debe ignorar la presencia de los estímulos distractores. En este caso, el paciente utiliza dos teclas diferentes: una para cada uno de los estímulos Target definidos en cada una de las tareas la contemporaneidad de ambas tareas requiere un importante esfuerzo cognitivo, así como de una desarrollada capacidad de atención.

Este es un ejercicio muy complejo, qué puede realizarse con pacientes con deterioro leve o muy leve, que han demostrado ser capaces de responder a estímulos discretos en ejercicios de atención alternada aún con tiempos de respuesta no necesariamente óptimos. Es posible incrementar aún más el grado de complejidad del ejercicio, modificando las variables disponibles.

Columnas en movimiento

Ejercicio complejo de atención con estímulos en movimiento. Una columna parte del extremo inferior y la otra del extremo superior de la pantalla. Ambas crecen a velocidades diferentes hacia el extremo opuesto. El paciente debe detenerlas, pulsando la barra espaciadora, cuando los extremos de las columnas se encuentran en la misma línea horizontal. La complejidad del ejercicio depende de la variación del ancho de las columnas, de su velocidad y de su punto de inicio: el centro de la pantalla, una posición intermedia o los extremos de la misma.

Para realizar correctamente el ejercicio, el paciente debe observar, de forma alternada y atenta las columnas, con el fin de prever, según la velocidad a la cual avanzan, el punto en el que se encontrarán y una vez que han llegado a este detenerlas. En la línea central se visualiza por cada repetición el error: la distancia entre los dos extremos de las columnas.

Este ejercicio, además de mantener en el tiempo la atención sobre una tarea obliga al paciente a seguir con atención el movimiento de las columnas para analizar su velocidad y lo induce a realizar una exploración visual del espacio, cada vez más amplia y rápida. La necesidad de monitorear las dos columnas, hace que este ejercicio sea útil también para pacientes con negligencia espacial unilateral. Las diferentes variables permiten crear sesiones de trabajo para pacientes con grandes dificultades. es posible seleccionar variables de mayor complejidad para usarlo con pacientes que presentan dificultades leves.

Tiro al blanco

Ejercicio complejo de atención con estímulos en movimiento. una línea que se origina en cualquier punto del área inferior de la pantalla, se dirige hacia lo alto con una inclinación variable. el paciente de mover un objetivo que se encuentra en la parte superior de la pantalla, hacia la derecha o hacia la izquierda, usando las flechas direccionales de manera que al final de su recorrido, la línea quede dentro del mismo. El paciente debe inferir el punto al que llegar a la línea, a partir del análisis del punto de partida y el grado de inclinación. Es posible, además, variar el tiempo el cual dispone el paciente para posicionar el objetivo de un punto específico. Si se modifican las variables y los escenarios, es posible aumentar de forma gradual la dificultad del ejercicio de forma que sea posible usarlo con pacientes con deterioro medio o leve.

Shopping

Ejercicio complejo de atención con estímulos en movimiento. En este ejercicio, además de ser necesario ser capaz de mantener la atención sostenida, es necesario contar con habilidad de planificar acciones a futuro. el paciente de mover un carrito de las compras hacia la derecha o hacia la izquierda, usando las flechas, para recolectar una serie de objetos que caen de arriba hacia abajo, sobre una cantidad variable de columnas. El carrito no se mueve en forma fluida, sino que salta de una columna a otra. Entre más objetos y columnas se encuentran en pantalla, más necesarios que el paciente plantee con antelación sus movimientos.

El rehabilitador escoge cuántos y cuáles son objetos Target y distractores deben ser recolectados o dejados pasar: entre mayor sea la cantidad de objetos seleccionados, más largo resultará el ejercicio. Además, es posible variar su dificultad modificando las diferentes variables disponibles. Varía la cantidad de columnas, el tipo de ítems Target y distractores (parecidos o diferentes) la velocidad de caída de los objetos y el contexto dentro del cual se desarrolla el ejercicio, incide en su dificultad, haciéndolo más fácil o considerablemente más difícil. Entre las variables disponibles es posible seleccionar el porcentaje de objetos Target y distractores para así incentivar la recolección de objetos Target en los pacientes más precavidos; o bien, desactivarla en los presidentes más impulsivos.

Al elegir las variables, es posible indicar el porcentaje y objetos que caen en las diferentes columnas con el fin de hacerlo una opción viable, incluso para pacientes con negligencia espacial unilateral. Si se seleccionan pocos objetos, sólo dos columnas y una velocidad de caída mínima, el ejercicio puede utilizarse con pacientes con deterioro medio. Modificando las variables y los escenarios, es posible aumentar gradualmente su dificultad haciéndola extremadamente eficaz para pacientes con deterioro leve o muy leve.

MEMORIA

Reconocimiento de figuras geométricas

Ejercicio simple de memoria no verbal. Estenosis está compuesto por dos tipos de tareas diferentes: figuras y patrón de figuras, que se diferencian por la cantidad y el tipo de elementos que deben ser memorizados por el paciente. En ambos casos, el rehabilitador elige las figuras y sus respectivos colores de un amplio repertorio. Además, el rehabilitador, puede terminar la similitud entre los ítems seleccionando entre los estímulos que tiene a disposición, figuras muy parecidas a muy diferentes. En el ejercicio de tipo figuras, el paciente debe memorizar 1 o 2 figuras y reconocerlas entre 3 a 6 distractores. En el ejercicio de tipo patrón, el rehabilitador elige un cierto número de formas y colores que aparecen dentro de una matriz de tamaño variable.

Con ayuda del rehabilitador, el paciente estudia la/las figuras hasta que el proceso de memorización puede ser verificado y el rehabilitador lo considera suficientemente robusto. En la fase de estudio es posible es cuando uno, varios o todos los modelos, para permitir que el paciente se concentra en un solo ítem a la vez. Es posible pasar a la memorización del siguiente ítem, sólo cuando se ha memorizado correctamente el precedente. Al terminar el ejercicio para crear interferencia, el paciente realizar la prueba de reconocimiento.

El ejercicio en su modalidad más simple, es apto para ser utilizados con pacientes que presentan graves déficits, ya que se puede aplicar de forma simplificada: basta con seleccionar figuras poco complejas con colores muy diferentes, así como guiar detalladamente la paz estudio y la fase de recuperación. En cambio, el ejercicio de tipo patrón requiere de una tarea de memorización mucho más compleja, sobre todo debido al número y el tipo de figuras utilizadas, por lo que puede utilizarse con pacientes que presentan un déficit medio o leve.

Asociación de un símbolo o un color/un número

Ejercicios simples memoria no verbal en el cual se pueden utilizar también estímulos numéricos. El paciente memorizar la asociación entre una determinada cantidad de figuras geométricas elegidas por el rehabilitador y una cantidad igual de cifras o colores seleccionadas de un repertorio propuesto por el sistema. Durante la fase de estudio, el rehabilitador invita al paciente a arrastrar, una a la vez, las figuras a su disposición, a los espacios que se encuentran debajo de los números y los colores en el área inferior de la pantalla. el paciente debe arrastrar las figuras sólo a los espacios que le corresponden según la asociación establecida originalmente. Para promover la tarea de memorización, es posible esconder una o todas las figuras modelo.

Cuando el rehabilitador verifica que el paciente ha memorizado las asociaciones, pásale ejercicio de crear interferencia. Durante la fase de recuperación se presenta un símbolo o número a la vez: el paciente deberá estar el área correspondiente debajo de cada cifra o color, el símbolo que se le ha asignado, entre todos los que tiene a su disposición. Al terminar la actividad, el paciente puede observar en pantalla todas las asociaciones llevadas a cabo y eventualmente, corregir los errores realizados. Puedo pintarse la dificultad de la tarea, incrementando el número de figuras Target y escogiendo las cada vez más parecidas entre sí (tanto por su forma como por su color).

El ejercicio, en su modalidad más simple, es apto para ser utilizado con pacientes que presentan graves déficits, ya que se puede aplicar de forma simplificada: basta con seleccionar con cuidado los targets, así como guiar detalladamente la fase de estudio y la fase de recuperación que se basa en una selección múltiple. Si se eligen variables más complejas, por ejemplo, una mayor cantidad de ítems; o bien, con características muy parecidas, puede utilizarse también con pacientes que presentan un déficit medio o leve.

Matriz de figuras geométricas

Ejercicio de memoria no verbal. el paciente debe memorizar un determinado número de figuras Target así como su posición dentro de una matriz de tamaño variable. el rehabilitador elige el tamaño de la matriz así como el número de figuras Target, seleccionando de un amplio repertorio, una cierta cantidad de formas y colores que colocan en hileras o en columnas. El rehabilitador puede terminar la similitud entre los ítems, escogiendo entre aquellos que tiene a su disposición, los que sean más parecidos somos diferentes en cuanto a su forma o color, con el fin de variar la complejidad del ejercicio. De las figuras seleccionadas, el rehabilitador escoge aquellos que utilizará como targets y las coloca, en cualquier posición dentro de la matriz.

Con ayuda del rehabilitador, el paciente estudia las figuras y su posición, hasta que el proceso de memorización puede ser verificada y el rehabilitador lo considera suficientemente robusto. el paciente debe ser capaz de identificar las figuras target de entre los distractores, de recrear el modelo original, arrastrándolas a la posición que ocupan dentro de la matriz. Durante la fase de estudio es posible esconder una varias o todas las casillas, las columnas son las líneas de la matriz original, principio al que el paciente se concentra en un ítem a la vez.

El paciente puede pasar a la memorización del siguiente ítem, sólo cuando memorizado correctamente al precedente. al terminar el ejercicio para crear interferencia del paciente realizar la prueba reconocimiento durante la cual debe seleccionar las figuras target de un contexto de selección múltiple y arrastrarlas para posicionarlas en la matriz con el fin de reproducir la misma matriz original que ha apenas estudiado.

El ejercicio en su modalidad más simple es apto para ser utilizado con pacientes que presentan graves déficits ya que se puede aplicar de forma simplificada: basta con seleccionar con cuidado los targets así como guiar detalladamente la fase de estudio y la fase de recuperación que se basa en una selección múltiple. En su versión más compleja este ejercicio requiere de una tarea de memorización mucho más elaborada aún, cuando el reconocimiento del Target de un contexto de selección múltiple y facilite la evocación del modelo por lo que producto iniciarse también con pacientes que presentan un déficit leve.

Buscar las figuras

Ejercicio de memoria no verbal. en pantalla aparece una matriz con un número variable de cartas boca abajo: el paciente hace clic sobre cada una de ellas para buscar los ítems iguales o parecidos (dependiendo del ejercicio).

el ejercicio requiere que el paciente memorice las figuras, así como su posición. cada vez que el paciente hace clic sobre una carta está seguirá y es posible visualizar la imagen que permanecen pantalla hasta que se hace clic sobre un número variable de cartas, después de lo cual éstas se giran de nuevo. cuando el paciente encuentra las imágenes que corresponden a la tarea requerida las cartas permanecen giradas lo cual reduce el número de opciones disponibles.

El rehabilitador determina la complejidad del ejercicio de una serie de variables. En primer lugar, el tamaño de la matriz y de consecuencia, la cantidad de ítems. Luego el tipo de búsqueda realizar: de parejas, tripletas o cuaternas de imágenes. También es posible variar el nivel de dificultad de la tarea ya sea requiriendo la búsqueda imágenes iguales o bien de imágenes que representan elementos que pertenecen a la misma categoría semántica. El rehabilitador puede seleccionar el contexto dentro del cual aparecen las cartas haciendo que sea visualmente más sencillo más complejo con el fin de facilitar o dificultar el proceso de percepción, análisis y memorización.

Este es un ejercicio apto para ser utilizado con sujetos muy graves o en fase post aguda, si el número de ítems es bajo, si estos son muy diferentes entre sí y si aparecen dentro de un contexto que facilita su identificación. En cambio, si se eligen variables más complejas puede utilizarse con pacientes que presentan un déficit leve o muy leve.

Memoria de figuras

Ejercicio de memoria no verbal. El paciente debe memorizar una serie de figuras complejas establecidas por el rehabilitador. El ejercicio puede llevarse a cabo de dos maneras: un nivel más simple implica reconocer la posición de las figuras que se colocan en cajas negras, uno más complejo requiere la recreación de las imágenes estudiadas. El nivel de dificultad también está determinado por el número de figuras.

En la fase de estudio, se invita al paciente a describir las figuras. El rehabilitador lo guía a un análisis cuidadoso y meticuloso haciendo preguntas sobre los detalles: de esta manera, aumentan el tiempo de concentración en ellos, el análisis, el procesamiento, la profundidad de la codificación y, por lo tanto, la consistencia de la traza de memoria. Después de la Tarea de Interferencia y durante la fase de Recuperación, el paciente tendrá que reconocer qué posición ocupaba cada figura o recordar el contenido de cada imagen, dependiendo del modo de ejercicio elegido.

El ejercicio tiene como objetivo fomentar el procesamiento visual en el paciente y también utiliza la descripción verbal como una herramienta de estudio, con el fin de crear una pista más consolidada y una recuperación más efectiva. Es un ejercicio que se puede proponer a pacientes de gravedad media, pero en los niveles más avanzados también es adecuado para pacientes con déficits leves, muy leves.

Lista por organizar

Ejercicio de memoria verbal. El paciente debe memorizar una lista de palabras que pertenecen a un número específico de categorías semánticas. El ejercicio tiene como objetivo fomentar el procesamiento semántico del material en el paciente, con el fin de crear una pista más consolidada y una recuperación más efectiva. El rehabilitador también ayuda al paciente en la fase de estudio dirigiendo sus procesos de atención, dividiendo la tarea en pequeños pasos, facilitando y organizando el almacenamiento de datos.

En la fase de Organización, el paciente debe analizar las palabras presentadas en orden aleatorio, identificar las categorías a las que pertenecen y subdividir los artículos por categoría. En la fase de estudio, tiene que memorizar los elementos en pequeños pasos, hasta que haya creado una pista estable. Después de la tarea de interferencia, debe recuperar los elementos, escribirlos en listas y dividirlos por categorías. El nivel de dificultad está determinado por la cantidad de palabras que se memorizarán.

Para facilitar el aprendizaje, es posible ocultar una o casi todas las categorías con los elementos relacionados. De esta manera, el paciente se ve obligado a dirigir y mantener la atención en algunos elementos, se le induce a memorizar uno a la vez, procediendo con una nueva categoría o con nuevos elementos cuando los anteriores ya han sido memorizados. Es un ejercicio que se puede proponer a pacientes de gravedad media, pero en los niveles más avanzados también es adecuado para pacientes con déficits leves, muy leves.

Preguntas y respuestas

Ejercicio de memoria verbal. El paciente tiene que memorizar un número variable de preguntas y respuestas. Junto con el rehabilitador, define una señal que se puede utilizar para la recuperación de información tanto en el estudio como en la fase de recuperación. La carga mnemotécnica es variable: depende de la cantidad de elementos a memorizar para cada pregunta y para cada respuesta. La complejidad de las preguntas y respuestas que el paciente debe ingresar se controla eligiendo entre diferentes tipos: búsqueda de x ítems, lista de ítems y una pregunta relacionada con ellos, elementos suministrados con los cuales el paciente debe coincidir con las respuestas o pregunta libre ingresada por el rehabilitador.

El ejercicio tiene como objetivo fomentar el procesamiento semántico del material en el paciente, con el fin de crear una pista más consolidada y una recuperación más efectiva. El rehabilitador también ayuda al paciente en la fase de estudio al orientar sus procesos atencionales, dividiendo la tarea en pequeños pasos, facilitando y organizando el almacenamiento y la recuperación de datos. Para facilitar el aprendizaje, solo se puede hacer visible una pregunta o respuesta a la vez. De esta manera, el paciente se ve obligado a dirigir y mantener la atención en algunos elementos, se le induce a memorizar uno a la vez, procediendo con una nueva pregunta, cuando las anteriores ya han sido memorizadas.

En la fase de Organización, el paciente debe analizar la pregunta, escribir la respuesta y encontrar un elemento clave que facilite la recuperación en caso de dificultad. En la fase de estudio, tiene que memorizar los elementos en pequeños pasos, hasta que haya creado una pista estable. Después de la tarea de interferencia, debe recuperar los elementos: escribir tanto las preguntas como sus respuestas. Para cada uno puede pedir ver la señal. Es un ejercicio que se puede proponer a pacientes de gravedad media, pero en los niveles más avanzados también es adecuado para pacientes con déficits leves, muy leves.

Tarea a realizar

Ejercicio de memoria en perspectiva que utiliza material verbal. El paciente recibe un parto que, después de un intervalo de tiempo variable, debe recordar realizar. La entrega es de complejidad variable: información para pedir o dar, o realizar una o más acciones particulares. El paciente estudia el parto y posteriormente realiza una Tarea de Interferencia (duración y tipo establecido por el rehabilitador).

Al final del intervalo de retención, al presentar una señal (sonido, cambio de color de la pantalla, acción determinada realizada por el rehabilitador), el paciente, independientemente, debe recordar llevar a cabo el parto recibido. Todas las opciones de entrega se pueden elegir de un gran conjunto de propuestas o determinadas por el rehabilitador. La carga mnemónica es variable: depende de la complejidad y la cantidad de elementos contenidos en la entrega. En la versión más compleja, el paciente debe realizar el parto después de un cierto período de tiempo: mientras realiza la Tarea de Interferencia, un cronómetro indica el tiempo que transcurre.

El ejercicio pretende alentar al paciente a procesar el material y crear una actitud de espera vigilante que debe durar hasta el momento en que llega la señal y, por lo tanto, la ejecución de la entrega recibida. Es un ejercicio que puede proponerse a pacientes de gravedad media, pero en los niveles más avanzados también es adecuado para pacientes con déficits leves o muy leves.

Parejas de palabras

Ejercicio de memoria verbal. El paciente debe memorizar pares de palabras que tienen características diferentes. El ejercicio tiene como objetivo estimular el procesamiento imaginativo / visual del paciente del material, con el fin de ejercer una estrategia de estudio diferente de la de naturaleza verbal, creando una pista visual más consolidada y una recuperación más efectiva. El rehabilitador también ayuda al paciente en la fase de estudio dirigiendo sus procesos de atención, dividiendo la tarea en pequeños pasos, facilitando y organizando el procesamiento de los elementos, la creación de imágenes mentales, el almacenamiento y la recuperación de datos.

El nivel de dificultad se compone de las características visuales / imaginativas de las palabras y su posible interacción: el primer nivel incluye palabras concretas que pueden evocarse fácilmente en imágenes interactivas; en las segundas palabras concretas, altamente imaginables, pero combinadas para que sus imágenes acopladas no sean inmediatamente recordables por episodios concretos y habituales de la vida real; en el tercer nivel, una palabra concreta debe combinarse con una palabra abstracta; finalmente en el último nivel hay dos palabras abstractas. Para facilitar el aprendizaje, es posible ocultar o mostrar solo uno o unos pocos pares de palabras.

En la fase de Estudio, el rehabilitador ayuda, guía y ayuda al paciente a crear imágenes para que ambas palabras de la pareja estén presentes e interactúen entre sí. A través de preguntas específicas, induce al paciente a crear las imágenes y verifica su grado de solidez. El almacenamiento de los artículos se realiza en pequeños pasos, hasta que el paciente haya creado un rastro estable. Después de la Tarea de Interferencia, el paciente debe recuperar los elementos: aparece la primera palabra de la pareja y el paciente, invitado a recordar la imagen que formó previamente, escribe la palabra asociada a ella.

Es un ejercicio que se puede proponer, con pocos ítems y con palabras concretas, a pacientes de gravedad media; En los niveles más avanzados es adecuado para pacientes con déficits leves o muy leves.

COGNICIÓN ESPACIAL

Lectura de frases

Se le pide al paciente que lea oraciones, de aproximadamente 15 o 30 letras, escritas en una sola línea. Algunos tienen iniciales relevantes para comprender el significado, mientras que otros requieren un escaneo completo sin proporcionar sugerencias sobre la necesidad de extender la exploración espacial. Las oraciones pueden aparecer en una posición fija, en el centro de la pantalla o en porciones cada vez más grandes del espacio.

Esta forma de leer es más difícil que presentar materiales en papel porque ninguna señal sugiere, como el borde de una tarjeta, el comienzo o el final de la oración que se va a leer. La reducción del tiempo máximo permitido para la lectura hace que el ejercicio sea más complejo.

Es un ejercicio simple, adecuado para pacientes muy comprometidos o inmediatamente post agudos; sin embargo, al agrandar la parte de la pantalla donde puede aparecer la oración, reduciendo el tamaño de letra y el tiempo máximo disponible para leer, también se puede ofrecer a pacientes con negligencia moderada o muy leve.

Búsqueda de figuras / números / letras

La tarea del paciente es localizar rápidamente un elemento específico (figura, número, letra) en la pantalla. Antes de cada pantalla, se muestra al paciente el elemento a buscar. Luego debe indicarlo o alcanzarlo con el mouse y hacer clic en el área emergente. Se encuentran disponibles numerosas pantallas que contienen elementos repetidos en diferentes partes de la pantalla para no permitir que el paciente memorice su posición.

En los ejercicios más simples, la pantalla presentada cada vez permanece idéntica y el paciente debe encontrar todos los elementos en sucesión. Por otro lado, en la versión más compleja, donde se requiere tocar o alcanzar las letras que forman una palabra dada, una por una, con el mouse, la configuración de las letras en la pantalla varía cada vez. Cada palabra en cada grupo se obtiene de 3 letras presentadas a la derecha y 3 a la izquierda. En todos los ejercicios, el objetivo es que el paciente obtenga tiempos de búsqueda idénticos tanto para los elementos ubicados a la derecha como a la izquierda de la pantalla.

Es un ejercicio muy versátil. Es adecuado para pacientes muy comprometidos o inmediatamente post agudos; sin embargo, al elegir el nivel Medio o Difícil, también se puede proponer a pacientes con negligencia moderada o muy leve.

Comparación de Palabras

Ejercicio de cognición espacial para la negligencia izquierda y derecha.

Aparecen 2 palabras en la pantalla, una a la izquierda y otra a la derecha, a una distancia variable, tanto en la línea media vertical como en la horizontal. Se le pide al paciente sucesivamente: leerlos, examinarlos, expresar un juicio sobre la categoría a la que revelan un procesamiento cognitivo adecuado de los datos percibidos y, posteriormente, informar las palabras presentadas.

Las palabras utilizadas, de manera homogénea en los grupos de trabajo propuestos, comienzan o terminan con sílabas idénticas, para obligar al paciente con negligencia izquierda o derecha a una exploración completa de la palabra, sin la cual podría incurrir en un error.

En los grupos múltiples, las palabras se repiten, se presentan a la derecha y a la izquierda, apareándose entre sí de varias maneras, lo que hace imposible que el paciente prediga su apariencia y garantiza la posibilidad de que el rehabilitador use este ejercicio diariamente, durante numerosas sesiones consecutivas.

Para aumentar la búsqueda de estímulos y forzar al paciente a una exploración del espacio cada vez más amplia, las palabras se pueden presentar a distancias variables, primero en la línea vertical y luego también en la horizontal, a una distancia progresiva del centro. La búsqueda de escaneo automático ocurre disminuyendo gradualmente el tiempo que los estímulos permanecen en la pantalla.

Es un ejercicio muy versátil. Está disponible para pacientes muy comprometidos o inmediatamente post agudos y, al cambiar gradualmente las diferentes características, es posible aumentar su dificultad para poder usarlo incluso para pacientes con negligencia moderada o muy leve.

Comparación de sumas

Aparecen 2 sumas simples en la pantalla, una a la izquierda y otra a la derecha, a una distancia variable tanto en la línea media vertical como en la horizontal. Se le pide al paciente sucesivamente: leerlos, examinarlos, expresar un juicio sobre los resultados (igual / diferente) que revele un procesamiento cognitivo adecuado de los datos percibidos y, posteriormente, informar las cifras que componen las 2 sumas.

De manera homogénea en los grupos de trabajo propuestos, hay sumas con las mismas características para obligar al paciente con negligencia a un escaneo completo de la suma, sin el cual podría incurrir en un error. La mayor complejidad que la presentación de las palabras es que ninguna pista sugiere al paciente la existencia del segundo dígito. En los grupos múltiples, los números se repiten, se presentan a la derecha y a la izquierda, apareándose entre sí de varias maneras, lo que hace imposible que el paciente pueda predecir su apariencia y garantiza la posibilidad de que el rehabilitador use este ejercicio diariamente, en numerosas sesiones consecutivas.

Para aumentar la búsqueda de estímulos y forzar al paciente a una exploración del espacio cada vez más amplia, las sumas se pueden presentar a distancias variables, primero en la línea vertical y luego también en la horizontal, a una distancia progresiva del centro. La búsqueda de escaneo automático ocurre disminuyendo gradualmente el tiempo que los estímulos permanecen en la pantalla.

Es un ejercicio muy versátil, adecuado para pacientes comprometidos o inmediatamente post agudos y, al cambiar gradualmente las diferentes características, es posible aumentar su dificultad para poder usarlo también en pacientes con negligencia moderada o muy leve. Debido al aumento de la carga mnemónica requerida, el paciente trabajará en este ejercicio a niveles más bajos que en el ejercicio análogo de Comparación de palabras.

Búsqueda de palabras

Se invita al paciente a buscar, lo más rápido posible, leer o hacer clic en la única palabra que pertenece a una categoría específica que se muestra antes de que aparezca la pantalla. Las palabras aparecen en 3 sectores de la pantalla (izquierda, central y derecha), escritas horizontalmente, verticalmente, oblicuas de arriba a abajo y viceversa. Las diferentes orientaciones hacen que la tarea de investigación y lectura sea más compleja. Las palabras más simples son las escritas verticalmente: aunque la presentación es inusual, la negligencia tiene una influencia mínima.

Las palabras horizontales pueden inducir al sujeto a omisiones o paralexias en el lado descuidado. La orientación oblicua, tanto de abajo hacia arriba como viceversa, es una dificultad mayor porque el modo de presentación habitual agrega la dificultad, para el paciente con negligencia, de buscar el comienzo de la palabra moviéndose hacia la izquierda y a lo largo de la línea vertical. El objetivo del ejercicio es que el paciente logre tiempos de búsqueda promedio iguales para las palabras presentadas a izquierda y derecha.

En los diferentes grupos de trabajo, las palabras aparecen varias veces en los tres sectores, con una orientación diferente, tanto como objetivos como distractores, lo que hace imposible que el paciente reconozca las pantallas y lo obliga cada vez a realizar un escaneo completo de la pantalla. Esta característica constructiva garantiza la posibilidad de que el rehabilitador use este ejercicio diariamente, durante numerosas sesiones consecutivas. Es un ejercicio que se puede proponer a pacientes con negligencia moderada, leve o muy leve.

Doble tarea

Es un ejercicio programado para fomentar la exploración espacial automatizada: el paciente debe realizar exploraciones espaciales cada vez más rápidas y con un costo de atención cada vez más reducido. Se requieren dos tareas simultáneas: leer palabras cortas que aparecen en el centro de la pantalla y eliminar líneas rojas que se originan individualmente desde un punto variable desde un lado de la pantalla y crecen horizontalmente hacia el otro extremo.

El sujeto debe leer lo más rápido posible la palabra que el rehabilitador, al presionar una tecla, aparece en el centro de la pantalla cuando la palabra anterior se ha leído correctamente y presionar otra tecla para detener y eliminar cada línea tan pronto como se haya percibido. La tarea central de leer aún la atención del paciente en el centro de la pantalla y lo obliga a escanear rápidamente hacia los extremos para poder captar la presencia de la línea roja. El objetivo del ejercicio es reducir el tiempo de lectura de las palabras leídas y la longitud de las líneas rojas que se originan desde la derecha y desde la izquierda, 40 por lado.

El ejercicio requiere ritmos de ejecución muy rápidos, por lo tanto, se divide en 10 sesiones, en cada una de las cuales aparecen 8 líneas. Debido a su complejidad, es un ejercicio que se puede proponer a pacientes con negligencia leve o muy leve.

FUNCIONES EJECUTIVAS NO VERBALES

Secuencia de símbolos

Se define una serie de símbolos y se establece una secuencia modelo colocándolos en sucesión. El paciente debe reproducir la secuencia varias veces, durante todo el ejercicio, seleccionando los símbolos objetivo de un número variable de distractores propuestos. El rehabilitador selecciona cada vez los símbolos y distractores de destino, de un repertorio muy grande y establece el grado de dificultad al elegirlos de forma y color diferentes o similares.

Las secuencias más simples serán cortas, con objetivos muy diferentes entre sí y de los distractores. Las secuencias más complejas serán más largas, con objetivos muy similares repetidos en diferentes posiciones, con distractores muy similares en forma y color a los objetivos, colocando la misma figura de objetivo varias veces, pero seguida cada vez por diferentes objetivos, para aumentar el control requerido. Además, es posible ocultar el modelo durante la ejecución de la tarea, lo que hace que la ejecución sea muy exigente.

El ejercicio, realizado en la modalidad más simple, está indicado para los pacientes más comprometidos ya que tiene como objetivo contrastar la tendencia a la perseverancia. Sin embargo, cambiar las variables requiere un monitoreo más complejo del comportamiento y el ejercicio también es adecuado para sujetos con déficits medios o leves.

Búsqueda de parejas

Ejercicio de abstracción simple. El paciente debe coincidir con figuras o palabras idénticas. Al hacer clic en un elemento primero y luego en el otro, se crea una fila de color diferente de acuerdo con la corrección de la combinación. El repertorio es muy amplio y le permite trabajar diariamente con el mismo ejercicio.

Para la tarea Gráfica, se proponen 11 niveles de trabajo, de dificultad creciente: primero los elementos se distinguen tanto en forma como en color, luego tienen formas y colores cada vez más similares, luego se introducen pares de la misma forma y colores diferentes o viceversa; entonces es posible trabajar con figuras que encierran otras figuras. También en este caso, las figuras y las formas se vuelven cada vez más similares y se necesita un análisis cada vez más preciso para construir las parejas.

La tarea verbal implica emparejar palabras que presentan gradientes crecientes de similitud. En el nivel más simple, todas las letras son diferentes, luego las palabras tienen diferentes iniciales o terminaciones, luego se proponen palabras más largas con sílabas similares al principio y al final. El último nivel implica emparejar palabras de la misma categoría semántica.

Es un ejercicio que puede proponerse a los pacientes más comprometidos o post agudos. Los niveles más altos también son adecuados para pacientes con gravedad media.

Reagrupamiento de figuras / palabras

Ejercicio de abstracción y categorización. El rehabilitador selecciona una serie de categorías, eligiéndolas de un vasto repertorio. Luego seleccione el número y tipo de objetivo y distractores, que consisten en ilustraciones o palabras escritas. Durante el ejercicio, el paciente debe analizar el conjunto de figuras o palabras individuales y colocarlas dentro de contenedores de acuerdo con la categoría a la que pertenecen.

El repertorio de categorías y elementos es tan vasto y la posibilidad de combinar las categorías entre ellos es tan amplia que le permite trabajar con el mismo ejercicio incluso a diario. Es posible hacer que el ejercicio sea más desafiante aumentando el número de categorías, eligiendo categorías más semánticamente similares, aumentando el número de elementos y, finalmente, introduciendo distractores que contrastan con la tendencia del paciente a colocar cada elemento sin el análisis necesario.

Elegir solo 2 categorías, pocos elementos y ningún distractor es un ejercicio que puede proponerse a los pacientes más comprometidos o post agudos. Los niveles más altos, especialmente en ejercicios verbales, requieren un alto grado de organización y monitoreo, por lo tanto, también son adecuados para pacientes con severidad media y leve. El ejercicio con las cifras permite trabajar en los procesos de categorización y organización compleja, incluso con pacientes con déficit de lenguaje.

Laberinto

Ejercicio simple de resolución de problemas de naturaleza espacial visual. En la pantalla se propone un esquema de laberinto, dentro del cual el paciente debe mover una flecha hacia el META, utilizando las flechas direccionales. Primero debe conectar la presión de las teclas direccionales al movimiento de la flecha en la pantalla, luego decidir cómo mover la flecha, planificar la ruta evaluando las rutas alternativas y decidir la dirección que se tomará para alcanzar el objetivo final.

El ejercicio requiere que el paciente analice la situación, controle su comportamiento, no enfrente inmediatamente el viaje, tome el primer camino que se le presenta, sino que planifique el camino y anticipe los movimientos, para no encontrarse con situaciones que obligarlo a volver al punto de partida. La creciente complejidad viene dada por el tamaño del patrón dentro del cual se mueve la flecha y el número de caminos que conducen a caminos cerrados.

Es un ejercicio que se puede proponer a pacientes con discapacidad severa. Los esquemas de nivel más difíciles también son útiles para sujetos con déficit de gravedad media. También es adecuado para pacientes con negligencia espacial unilateral, a quienes se les pide que realicen exploraciones de pantalla progresivamente más amplias y precisas y que examinen todas las rutas de acceso para encontrar la ruta correcta que conduzca a la meta.

Almacén

Ejercicio complejo de resolución de problemas de naturaleza espacial visual. En la pantalla se propone el esquema de un laberinto en el que se colocan obstáculos (cajas). El paciente puede moverlos, empujándolos uno a la vez, usando una flecha, operada por las teclas direccionales. El objetivo del ejercicio es mover todas las cajas a un área específica de la pantalla (almacén) y colocarlas en posiciones precisas haciendo el menor número posible de movimientos.

El paciente debe verificar y controlar varios pasos seguidos: coordine el movimiento de las teclas direccionales con el de la flecha; moviendo las cajas con la flecha; planifique los movimientos de las cajas en sucesión teniendo en cuenta las posibles rutas, las paredes que obstruyen el paso y la presencia de las otras cajas que constituyen un obstáculo adicional en el camino y, finalmente, organice las formas de llenar el almacén teniendo en cuenta todos los espacios que necesita estar ocupado

El ejercicio requiere que el paciente analice la situación, controle su comportamiento, no aborde inmediatamente la tarea moviendo la primera casilla que está al frente, sino que planifique la ruta teniendo en cuenta todas las dimensiones que dificultan el paso y anticipe los movimientos, para no encontrarse con situaciones que lo obligan a volver al punto de partida. A veces, la solución requiere eliminar temporalmente algunas cajas para permitir el paso de otras; o para despejar puntos críticos. Se proponen niveles de complejidad creciente.

Una primera fase de capacitación se utiliza para adquirir competencia en el manejo de las teclas direccionales. Luego, los diversos niveles en sucesión proporcionan contextos cada vez más amplios: un mayor número de cajas, un número creciente de dimensiones que limitan los posibles movimientos y almacenes que se llenarán cada vez más complejos. En los niveles iniciales es un ejercicio que puede proponerse a pacientes con discapacidad media. Los siguientes niveles requieren habilidades avanzadas de resolución de problemas, por lo tanto, son adecuados para pacientes con discapacidad leve o muy leve.

FUNCIONES EJECUTIVAS VERBALES

Encontrar las palabras

Ejercicio de abstracción simple: el paciente debe identificar las palabras objetivo presentadas en la pantalla mezcladas con distractores y hacer clic en el área de apariencia para seleccionarlas. En el área superior de la pantalla siempre está la entrega que le recuerda al paciente qué tarea debe realizar. El nivel más simple está indicado para pacientes con déficits severos, mientras que el nivel más complejo es útil para trabajar con pacientes de gravedad media.

Hay 3 niveles de complejidad creciente disponibles. De la manera más simple, el paciente tiene que encontrar una cierta palabra recurrente. En el siguiente nivel, por otro lado, debe seleccionar las palabras que pertenecen a una categoría específica elegida cada vez por el rehabilitador.

En el último nivel, el paciente debe resaltar las palabras de dos categorías semánticas diferentes. En cada pestaña y en cada nivel, las palabras objetivo aparecen distribuidas uniformemente en la pantalla: aproximadamente la mitad a la derecha y la otra mitad a la izquierda.

El paciente realiza la tarea haciendo clic en el área de la pantalla donde apareció la palabra objetivo. De esta manera se resalta la palabra. Si el paciente se da cuenta de que ha cometido un error, haga clic nuevamente y la palabra pierde el resaltado. Cuando hay dos categorías, se especifica el color de cada una: el paciente puede cambiar el color del puntero del mouse en cualquier momento haciendo clic en un icono específico.

Completar frases / Responder preguntas

Ejercicio que le permite inducir respuestas verbales en sujetos con inercia particular y que favorece la ideación, fomentando la producción de múltiples respuestas diferentes. Aparecen en la pantalla frases para completar o preguntas para ser respondidas por el paciente, elegidas al azar por el programa, de un grupo de cientos de opciones. El paciente escribe con el teclado la oración o la respuesta que considera correcta; el sistema guarda la respuesta, que sin embargo permanece en la pantalla.

El rehabilitador puede elegir continuar con el siguiente elemento, invitar al paciente a corregir lo que ha producido o pedirle que encuentre otras respuestas para esa misma pregunta. El vasto repertorio permite al rehabilitador pasar menos tiempo buscando textos y más tiempo interactuando con el paciente. Es un ejercicio simple, indicado para pacientes con déficit severo o medio.

Selección múltiple por idoneidad semántica

Ejercicio indicado para sujetos con discapacidad motora severa y deficiencia de fonación severa, quienes en la evaluación neuropsicológica han demostrado tener habilidades cognitivas residuales discretas. El ejercicio es exigente: le permite trabajar con material complejo, en un campo cognitivo avanzado, incluso con sujetos muy comprometidos, porque el modo de interacción sujeto / computadora es extremadamente fácil.

También se puede proponer a sujetos en la fase post-aguda, con deficiencia motora severa, con quienes no es posible proceder con la administración de las pruebas psicométricas habituales porque no tienen la posibilidad de proporcionar respuestas verbales o manuales y para quienes no es posible. luego determinar la retención de las habilidades cognitivas residuales. El ejercicio también es adecuado para trabajar en la competencia semántico-léxica.

Una palabra objetivo se muestra en la pantalla acompañada de otras palabras: todas, algunas o ninguna, tienen relevancia semántica para la palabra objetivo. Las palabras se resaltan una a la vez de forma recursiva; cuando el paciente cree que la palabra resaltada tiene una conexión semántica con el objetivo, presiona la barra espaciadora para seleccionarla.

Al presionar la barra espaciadora, el paciente confirma o no la elección previa. Es posible cambiar la velocidad de desplazamiento de la palabra resaltada, para adaptarla al potencial para organizar y controlar la respuesta motora de la extremidad superior de cada paciente.

En cada ejercicio se proponen 10 pantallas, todas construidas de modo que en cada sesión se garantice el mismo nivel de dificultad. Todos los grupos de trabajo están construidos de manera homogénea para garantizar el mismo nivel de trabajo en cada sesión.

Orden Alfabético

Ejercicio de resolución de problemas verbales. En la pantalla se presenta una serie de palabras que deben clasificarse según un criterio alfabético, de la A a la Z o de la Z a la A. El paciente realiza el ejercicio escribiendo o arrastrando con el mouse, sucesivamente, las palabras en un área específica de la pantalla.

Hay diferentes niveles de dificultad creciente que se obtienen a través del aumento en el número de artículos, la complejidad del pedido y la posibilidad de marcar los artículos ya ordenados para facilitar la ejecución del ejercicio, porque el paciente tiene un número cada vez menor de ítems a analizar. Se logra un mayor grado de complejidad al evitar que el paciente vea las palabras ya ordenadas.

Para ordenar los elementos en los niveles más simples, el paciente puede considerar solo la letra inicial de cada palabra. Se facilita aún más porque las palabras tienen la inicial en la misma secuencia consecutiva que las letras del alfabeto. En los siguientes niveles, el número de elementos aumenta y las iniciales se suceden solo en pares o trillizos en el orden alfabético que el paciente debe considerar en secuencias cada vez más amplias. En ejercicios más complejos, el número de elementos aún se incrementa y para ordenar las palabras, también se debe considerar la tercera o cuarta letra.

Debido al tipo de material proporcionado, este ejercicio puede proponerse tanto a pacientes muy comprometidos, que trabajarán con pocos ítems en contextos simplificados, como a pacientes leves o muy leves.

Orden Numérico

Ejercicio de resolución de problemas. En la pantalla se presenta una serie de números que deben clasificarse de acuerdo con un criterio de progresión numérico, elegido entre los propuestos: todos los números, solo números pares, solo números impares o solo números que contienen un cierto dígito, elegidos por el rehabilitador. Se le puede solicitar que use un orden de clasificación ascendente o descendente. El paciente realiza el ejercicio escribiendo o arrastrando con el mouse, sucesivamente, las figuras en el área inferior de la pantalla.

Hay diferentes niveles de dificultad creciente que se obtienen a través del aumento en el número de artículos, la complejidad del pedido y la posibilidad de marcar los artículos ya ordenados para facilitar la ejecución del ejercicio, porque el paciente tiene un número cada vez menor de ítems a analizar. Se logra un mayor grado de complejidad al evitar que el paciente vea los números ya ordenados.

Para ordenar los artículos en los niveles más simples, el paciente puede recurrir a la secuencia numérica, de hecho, los números son consecutivos en el orden. En los siguientes niveles, el número de elementos aumenta y los números se suceden solo en pares o trillizos en el orden numérico que el paciente debe considerar en secuencias cada vez más grandes, de diferentes decenas. En ejercicios más complejos, el número de ítems aún se incrementa y para ordenar los números, es necesario considerar secuencias numéricas en varios cientos.

Debido al tipo de material proporcionado, este ejercicio puede proponerse tanto a pacientes muy comprometidos, que trabajarán con pocos ítems en contextos simplificados, como a pacientes leves o muy leves.

Orden de Tamaño

Ejercicio de resolución de problemas complejos verbales. En la pantalla se presenta una serie de palabras en orden disperso que deben clasificarse según un criterio de tamaño, de mayor a menor o viceversa. El paciente realiza el ejercicio escribiendo o arrastrando con el mouse, en sucesión, las palabras en un área definida de la pantalla. En comparación con otras tareas que implican la clasificación, en este ejercicio el paciente tiene que enfrentar un procedimiento mucho más difícil: de hecho, es más complejo considerar cada elemento según el tamaño del representante prototipo y compararlo con los demás.

En este caso, no hay marcadores de clasificación predeterminados para la comparación y el análisis de los elementos propuestos, como, por ejemplo, una letra con respecto a la sucesión de las otras letras del alfabeto. El complejo proceso de abstracción requerido implica activar la imagen de un elemento en la memoria de trabajo y compararlo, con respecto al tamaño, con los de los otros elementos.

El paciente debe comparar las imágenes mentales una por una con lo que ha establecido que es la inicial (la más pequeña o la más grande). Cuando ha identificado uno que podría ser el siguiente, debe mantener ambos en la memoria de trabajo, continuar la evaluación de los demás, comparándolos de vez en cuando con ambos. Solo si no encuentra uno intermedio puede insertar el elemento identificado. En el caso de que identifique uno intermedio, será el que ocupará su lugar en la memoria de trabajo y con esto tendrá que comparar lo siguiente. Solo después de haberlos analizado todos puede estar seguro de haber identificado el siguiente.

Debido al tipo de material proporcionado, este ejercicio puede proponerse tanto a pacientes moderadamente comprometidos, que trabajarán con pocos ítems en contextos simplificados, como a pacientes de leves a muy leves.

Respuestas por categoría

Ejercicio de flexibilidad cognitiva. El paciente debe escribir, en un intervalo de tiempo establecido por el rehabilitador, tantas palabras como sea posible que pertenezcan a una categoría semántica, estructural o numérica, también definida por el rehabilitador. Tan pronto como se escribe la palabra y se presiona la tecla ENTRAR, el elemento insertado desaparece. De esta forma, se requiere una mayor monitorización del paciente para evitar perseverar, insertar la misma palabra varias veces o producir elementos extraños en el parto recibido.

El mayor nivel de dificultad implica la selección de 2 categorías. Los dos números se alternan en la pantalla, de acuerdo con secuencias predeterminadas. El paciente debe responder dentro del plazo máximo establecido por el rehabilitador, produciendo una palabra perteneciente a la categoría 1 o categoría 2, previamente definida. Incluso en este modo, tan pronto como se escribe la palabra y después de presionar la tecla ENTER, desaparece. Solo al final del ejercicio se informará al paciente de cualquier error cometido.

La dificultad del ejercicio se puede aumentar proponiendo 3 o 4 categorías, eligiendo entre ellas más similares, requiriendo la producción de un mayor número de ítems por categoría y reduciendo el tiempo máximo para cada respuesta. El nivel más simple está indicado para pacientes con déficit medio, mientras que el nivel más complejo es útil para trabajar con pacientes de gravedad leve o muy leve.

Adivinar el número

Ejercicio de resolución de problemas que puede realizarse de manera simplificada o muy compleja. El programa elige un número de 2, 3 o 4 dígitos. El paciente debe adivinar el número secreto, en el menor número de movimientos, procediendo por intentos basados en el procedimiento de verificación o falsificación de hipótesis. El programa responde a cada propuesta devolviendo señales que indican al paciente si ninguno de los números indicados es correcto o si uno o más dígitos ingresados son correctos, pero se colocan en posiciones incorrectas o cuántos dígitos ingresados son correctos y ocupan una posición correcta.

Nunca se informa cuáles o cuáles son los dígitos correctos, pero solo si uno o más dígitos de los ingresados están presentes en el número secreto. El paciente debe tener en cuenta las respuestas obtenidas y hacer otras propuestas sucesivas hasta que descubra el número secreto.

En el nivel facilitado después de la propuesta del paciente, el proceso de resolución de problemas se facilita al proporcionar cuadros en los que se invita al paciente a escribir las hipótesis formuladas o cancelar aquellas que resultaron incorrectas.

La dificultad del ejercicio aumenta al aumentar los dígitos del número secreto. El programa prevé otro ejercicio: se muestra una serie de números, cada uno con la respuesta relacionada con si los números pertenecen o no al número secreto propuesto por el programa. Las preguntas se construyen de tal manera que es posible rastrear la identidad del número secreto formulando una propuesta única, siempre que las indicaciones proporcionadas se analicen adecuadamente. Este ejercicio también puede hacerse más complejo abordando preguntas de 2 a 4 dígitos.

El número de preguntas que el programa puede crear es infinito, por lo tanto, es posible proponer este ejercicio varias veces en la misma sesión y también en numerosas sesiones consecutivas. El nivel más simple está indicado para pacientes con déficit medio, mientras que el nivel más complejo es útil para trabajar con pacientes de gravedad leve o muy leve.